Tarta fría de limón

Deliciosa tarta fría con un gran sabor a limón y grandes contrastes de sabores gracias a su dulce base de galletas y canela.

Receta de tarta fría de limón

Ingredientes para preparar tarta fría de limón

  • Para la masa:
  • 200 gr. de galletas tipo María
  • 100 gr. de margarina (no mantequilla)
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
  • 2 ó 3 cucharadas de canela
  • Para la crema:
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 250 gr. de nata montada ó 200 ml. de nata líquida para postre
  • 2 ó 3 limones

¿Cómo preparar tarta fría de limón?

  • Prepara la base:
  • Comienza la tarta de limón preparando la masa o base de galletas. Para ello, ralla las galletas muy finas y las pones en un bol.
  • A continuación, añades la margarina, que previamente habrás derretido en el microondas o la habrás dejado a temperatura ambiente para que quede blandita blandita, el azúcar y la canela y mezcla todo con una lengua de cocina o con las manos, como te sea más cómodo, hasta obtener una masa homogénea. Reserva.
  • Unta bien el interior de un molde desmoldable con margarina y añade la masa de galletas anterior, con cuidado de no manchar las paredes.
  • Aprieta suavemente la base contra el suelo del molde, haciendo especial hincapié en los bordes, de forma que la base de la tarta quede lisa y uniforme. Reserva en la nevera mientras preparas la crema.
  • Prepara la crema de limón:
  • En un bol grande, vierte la leche condensada y mézclala con el zumo de los limones y la ralladura de uno de ellos (ver nota)
  • Si utilizas la nata líquida, añádela también y mezcla. Si utilizas la nata montada, mezcla la leche condensada y el zumo limón, y luego añade la nata montada mezclando de forma envolvente con cuidado, que no se desmonte.
  • Por último, echa la crema en el molde y métela en el frigorífico donde deberás dejarla como mínimo 2 horas para que enfríe bien.
  • En el momento en el que vayas a comer la tarta, sácala del frigorífico, retira el aro exterior del molde rápidamente, ya que si se calienta un poco no se desmolda bien, y disfrútala, pues te aseguro que lo harás, es deliciosa.
  • Foto orientativa: WordRidden
Nota del autor:

Si te gusta mucho el dulce, la nata montada endulza más la tarta de limón que la nata líquida para postre, ya que la que se vende preparada está endulzada. Otra opción es montarla la nata en casa sin añadirle azúcar, pues al menos a mi, me gusta más sin que esté tan dulce.

La cantidad de zumo de limón, depende mucho del gusto a limón que te guste y que quieras que te quede. Yo, lo que te recomiendo es que añadas el zumo de dos limones, pruebes la crema y si crees que acepta un poco más, añadas el zumo del otro limón. A mi particularmente me gusta que la tarta tenga un marcado sabor a limón, por lo que suelo añadir el zumo de los 3 limones e incluso el de 4 en algunas ocasiones.

Comentarios sobre tarta fría de limón

  • No se puede utilizar mantequilla, ya que al enfriarse la masa queda tan dura que es incómoda de comer y muy difícil de partir.

    Comentario de m_empar el 12-05-2008
  • delicioso me encantan los postres gracias

    Comentario de lida el 15-08-2008
  • Uy qué rico, me encanta este postre, lo voy hacer. Llevaba tiempo que quería saber la receta. Gracias

    Comentario de francys el 19-10-2010
  • MMM buenísimaaa!! pero ¿no le falta gelatina neutra?? No tenía mucha consistencia... :)

    Comentario de maria pino el 26-11-2010
  • Hola Natxo, normalmente con las cantidades que se indica suele quedar lo suficientemente resistente, pero cremosa cremosa, eso sí, déjala reposar unas 2-3 horas en el frigorífico antes de comerla. Si aún así te gusta más consistente, yo le añadiría un poco de gelatina para que espasara algo más, pero en este caso no quedaría tan cremosita que es lo bueno de esta receta.

    Comentario de marross el 16-08-2012